Día de oración por la protección legal de los niños no nacidos

 22 de Enero 

 Cada día, todas las personas del mundo se peguntan: “¿Qué valor tenemos nosotros en este mundo?” o “¿Cuál es el valor de nuestras vidas?”. Muchos creen que hay personas en el mundo que valen más que otras. Nosotros somos parte de unas sociedades desiguales y diferentes, también dividida por clases sociales, donde presentan actos de cotidianos de injusticia y discriminación. Olvidan que el valor de la vida y la dignidad no dependen de actos, vida social y edad. No radican en que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. 

 Al reconocer esta dignidad, cada 23 de enero observamos el Día de oración por la protección legal de los niños no nacidos. En este día era para unirnos y elevar una plegaria por el respeto a la vida humana desde su concepción y durante todo el embarazo, y exigir que cualquier atentado en su contra sea considerado un crimen. También invitamos a personas para realizar esta penitencia por las violaciones contra la dignidad del ser humano. Pero tristemente hay muchos de los gobiernos del mundo continúan negando el derecho a la vida de los bebés no nacidos. Algunos están determinando hasta que edad de embarazo y bajo qué condiciones merecen protección legal. 

 En esto podemos concluir que, en varios países, a las mujeres no les ofrecen: acompañamiento, recursos, cuidados prenatales, perinatales, ayuda con el parto. Esto implica que las mujeres embarazadas tienen dos opciones: tener un aborto o poner al bebe a adopción. Y para el niño no es justo que muera sin poner ver a su madre y vivido con ella. O peor aún que nunca conociera a su madre. Por eso están aún peleando para que todos los países ayuden a las mujeres embarazadas.